Incapacidad Temporal por Contingencias Comunes (enfermedad común, accidente no laboral)



La prestación económica de IT sustituye la pérdida de ingresos que sufre el trabajador por encontrarse impedido para trabajar temporalmente a causa de un accidente no laboral o una enfermedad común, mientras recibe asistencia sanitaria por parte del Sistema Público de Salud, quienes expiden la baja y el alta médica.

Si como empresario decides cubrir las contingencias comunes con Mutua Navarra, ésta realiza el seguimiento médico de tus trabajadores,  con el objetivo de favorecer su curación y reincorporación al trabajo en las mejores condiciones. En los casos en que el médico lo considere oportuno, realizamos el adelanto de pruebas u otras complementarias, derivaciones a especialistas, o se procede a las actuaciones sanitarias pertinentes con previo consentimiento del trabajador. También tramitamos propuestas motivadas de alta ante la Inspección del Servicio Público de Salud o propuestas de incapacidad permanente en caso de existir patología que lo justifique.

 

DOCUMENTACIÓN PAGO DIRECTO

Trabajadores por cuenta ajena
Solicitud de prestación por IT
Certificado jornadas previstas SA Agrario

Trabajadores por cuenta propia - Autónomos
Solicitud de prestación por IT
Declaración de situación de actividad

  • Estar afiliado y en alta en la Seguridad Social o en situación asimilada al alta.
  • Tener cubierto un período de cotización de 180 días en los cinco años inmediatamente anteriores al hecho causante. 
  • La prestación económica correrá a cargo de la empresa entre el y el 15º día y a cargo de la Mutua a partir del 16º.

    Por norma general, la empresa abonará directamente al trabajador la prestación económica en forma de pago delegado y posteriormente se lo deducirá en los Seguros Sociales. Durante la situación de subsidio de la IT pueden darse circunstancias puntuales que den origen al pago directo por parte de la Mutua.

    Entre el 4º y el 20º día el trabajador percibirá un subsidio equivalente al 60% de la base reguladora, y el 75% a partir del 21º día.

    La duración máxima de la IT es de 12 meses, prorrogables por otros 6, cuando se presuma que durante ellos el trabajador pueda ser dado de alta médica por curación.

    Una vez agotado el periodo máximo, se iniciará un expediente de incapacidad permanente. No obstante, en aquellos casos en que continúe necesitando tratamiento médico y la situación clínica no se considere definitiva, ésta podrá demorarse, sin que la situación de IT supere los 24 meses.