Cese de actividad de los trabajadores autónomos






La Ley 32/2010 de 5 de agosto, establece un sistema específico de protección por cese de actividad de los trabajadores autónomos. Dicha ley tiene las siguientes características:

Duración de la protección

Entre 2 meses y 1 año dependiendo del periodo de cotización.

Cuantía de la prestación

70% de la Base Reguladora (La Base Reguladora será el promedio de las bases por las que se hubiera cotizado durante los doce meses continuados e inmediatamente anteriores al cese).

Coste de la cobertura

El tipo de cotización aplicable a la protección por cese de actividad, será el 2,2% de la base de cotización.

Los trabajadores acogidos a la protección por cese de actividad tendrán una reducción de 0,5 puntos en la cotización por la ITCC.